FRAGMENTO DEL CANTAR DE SiGURD-(Brot af Sigurdarkvidu)

Hogni dijo:

1« ¿ Qué ofensa te hizo Sígurd a ti,
que al bravo quieres quitar la vida?»

Gúnnar dijo:

2 «Juramentos Sígurd a mí me prestó,
me prestó juramentos, en falso todos;
engaño me hizo quien más fielmente
debiera cumplir lo que a mí me juró.»

Hogni dijo:

3 «Brýnhild al mal, ella, te incita,
con saña te instiga a que daño hagas;
le enfurece de Gudrun su buen matrimonio
y que tú como esposo goces de ella.»

4 Lobo quemaron, serpiente cortaron,
a Góttorm del lobo a comer le dieron
antes que osaron con mucha maldad
contra el bravo señor levantar la mano.

5 Muerto fue Sígurd al sur del Rin;
alto en el árbol el cuervo cantó:
«¡La espada de Atli os ha de matar,
pagaréis con la vida el pacto jurado!»

6 A la puerta Gudrun, la hija de Giuki,
así lo primero entonces habló:
«¿Dónde está Sígurd, el rey de señores,
que delante, hermanos, venís vosotros?»

7 Hogni, él sólo, respuesta le dio:
«Destrozaron a Sígurd los hierros nuestros,
con el muerto quedó su gris caballo.»

8 Allá dijo Brynhild, la hija de Budli:
«¡Bien disfrutad de armas y tierras!
¡Para Sígurd sólo todo sería
si algo de vida aún le quedara!

9 Mal convenía que fuesen de él
la herencia de Giuki y sus muchos godos,
cuando cinco sus hijos él engendró
para reyes del pueblo, osados señores.»

10 Brynhild rió -resonó la mansión-,
aquella vez sola, con todas sus fuerzas:
« ¡Disfrutad para siempre de tierras y bravos,
pues supisteis matar al intrépido rey.»

11 Allá dijo Gudrun, la hija de Giuki:
«Mucho tú dices muy gran maldad.
¡Maldito sea Gúnnar, que a Sígurd mató!
¡Castigada será su mente perversa!»

12 Noche se hizo, mucho bebióse,
palabras gozosas allá se dijeron;
al lecho se fueron, durmiéronse todos:
Gúnnar, él solo, en vela quedó.

13 El pie no movía, callado se estaba,
el terror de las tropas allá cavilaba
en aquello que oyó que en el árbol dijeron
el cuervo y el águila, ya que volvían.

14 Despertó allá Brynhild, la hija de Budli,
señora skio1dunga, antes del alba:
« i Que queráis o que no-ya hecho es el mal-
mi pena la digo o aquí yo muero!»

15 Silencio entre todos entonces se hizo;
mal entendían qué cosa hablaba:
que ahora llorando de aquello dijese
que antes riendo pidió se cumpliera.

Brynhild dijo:

16 «Sueño cruel, oh Gúnnar, tuve:
se arruinaba esta sala, se me helaba la cama;
mas tú, oh rey, cabalgabas sin gozo,
de prisiones cargado, entre gente enemiga.
Vuestra fuerza ahora, oh gente niflunga,
perdida es toda: ¡Perjuros vosotros!

17 ¡Poco, oh Gúnnar, te acuerdas ahora
que sangre en la huella los dos mezclasteis!
¡Muy malamente pagaste tú
al que en todo delante ponerte quería!

18 Claro se vio cuando intrépido él,
su caballo montando, a pedirme vino:
i Bien le guardó el terror de las tropas
al joven señor los pactos jurados!

19 Su vara de heridas, con oro forjada,
el magnífico rey entre ambos puso:
de fuego hacia fuera sus filos tenía,
por medio en la hoja señal de veneno.»

Sobre la muerte de Sígurd.

Se refiere aquí en este cantar la muerte de Sígurd dando a entender que lo mataron fuera. Otros dicen que lo mataron en casa y cuando dormía en su cama. Los alemanes cuentan que lo mataron fuera en el bosque. En El Antiguo Cantar de Gudrun, que Sígurd y los hijos de Giuki se encontraban en el ting cuando fue muerto. Todos, sin embargo, concuerdan en decir que lo traicionaron teniendo fe jurada entre ellos, y que lo mataron estando acostado e indefenso.